Blasfemia ( de Jéssica Pancorbo )

La tablilla Babilonica

He de gritar aún más fuerte, que mi grito alcance el tiempo y el espacio, que llegue a todas las edades, que recorra todos los periódicos, he de anunciar la MALA NUEVA.

Dios, la basura, el topo-de-robo, el que se anuncia como padre y deja morir a sus hijos de hambre, el que manda fallecer a su prole, el que ordena asesinar a la descendencia de sus fieles, el matarife de primogénitos, el satánico dios, el dios anti evolución.

As de muerte eres tu señor. No eres más que una plaga, Teo catástrofe, Teo-basura.

Tu eres el mal, no puedes negarlo, egoísta prototipo fallido de miserable dios de pacotilla. Yo clamo tus castigos, te desafío, no vienes, no creo en tu mierda, por la boca muere el pez y hace tiempo que tu acuario se vació.

Llora a tus seres queridos en la casa del señor, cruces en el camposanto, cipreses simbolizando la ascensión… Tu Dios ya no está, nunca estuvo.

Acúsame, ¿crees que en realidad me importa una puta mierda? Yo soy la esperanza, la última que queda. Vosotros solo corderos, lo que siempre habéis sido y seréis.

Me voy a ir despidiendo ya, pues para que seguir gritando palabras mudas al sordo silencio. Sabéis que no sois más que mierda para mí. Con eso me conformo.

Deja un comentario