Conversación con una amiga ( de Chubi Pirri )

- No creo mucho en la justicia – dijo mi amiga.

- Yo tampoco – contesté.

- La justicia es una maquina de hacer embutido, no puede parar su producción porque la sociedad necesita culpables, por esto y por lo otro, para que todo el mundo se acueste tranquilo después de ver el telediario. quieren a barrabas o a jesucristo colgados de un pino, y los necesitan YA. Cabezas de turco… el mundo, en cuanto al comportamiento de la humanidad se refiere no ha cambiado mucho en los últimos 2000 años.

- Puede que lleves razón.

- No lo se, eso es lo que he observado.

- Buf… mañana tengo que levantarme a las ocho y media…

- Deberías haberte metido a la cama después de cenar y de ver el telediario.

- Me voy, que mañana no voy a ser persona.

- Vale, espero que los sigas siendo y no te hayas convertido en un sapo, o en una lechuza.

- No hagas tonterías porque a mi por lo menos me importas.

  Yo no sabia que decir, así que conteste:

- Gracias, yo también me importo, no haré tonterías.

  Por supuesto que no las iba a hacer, me iba a meter un pico tan cargado que no iba a ser ninguna tontería.

- A mi me importas. – Insistió. – A estas alturas deberías saberlo.

- Lo se, lo se…te lo agradezco, hay poca gente así.

- Así va el mundo. – Apunto ella.

- El mundo apesta y vivir apesta pero…tienes un plan mejor?

- La verdad es que no. – Respondió.

- Yo por mi parte tampoco, aunque si mañana no me despierto me la suda.

- Qué dices?, no digas eso…

  Joder, era todo tan políticamente correcto que decidí aclararle esto ultimo, y de paso darle un poco de sinceridad a la conversación.

- Si lo digo, pero también te digo que no quiero que nadie ponga flores en mi tumba, ni a ningún gilipollas revoloteando alrededor de mi ataúd llorando y gritando como un mono enfermo. Prefiero que se fumen unos canutos en mi memoria, que se emborrachen, que follen sobre mi tumba. y también te digo, te aclaro, que no pienso malgastar nada de energía en ello, no pienso hacer nada al respecto, porque soy demasiado vago y cobarde para suicidarme.

- Eso era completamente cierto, ni me apetecía prepararme para morir, ni tenia los cojones suficientes para hacerlo. Pero ella siguió:

- Hay gente que te queremos entre nosotros.

- Lo se, es una putada.

- En serio.

- En serio, una gran putada, pero igualmente, aunque estuviese solo no creo que me suicidara, paso, además mañana juega el barça.

- La vida tiene cosas bonitas, aunque a veces cueste verlas. – Añadió .- En eso llevaba razón, la vida tenia cosas bonitas, y a veces costaba verlas. pensé que no me costaría tanto verlas si quedase conmigo y se quitara la ropa, pero así de lejos y sin verla desnuda era bastante difícil aceptar ese punto de vista, así que respondí lo primero que se me paso por la cabeza.

- Si, el tuenti.

- Por ejemplo…una birra fría, un polvo… un buen amigo…

- Si, follar esta bien, aunque ya no me acuerdo ni de como se hacia.

- Jajjajajajaa

- Ni siquiera me masturbo, el día que lo haga me daré en el ojo.

- Jajajajjajaa a mi es que me da igual.

- A mi también, y es ahí donde radica mi problema, no se que me pasa tía. En realidad si sabia lo que pasaba, tenia mejores cosas que hacer que follar, y mas placenteras. hacia unas semanas mi cabeza era una olla a presión llena de grillos, la mejor decisión que pude tomar para conservar mi salud mental fue volver a consumir heroína, de eso estaba seguro. podían irse todos a follar o a que les diesen por el culo, yo tenia cosas mejores que hacer, quería ver la cara de jesucristo el día después del apocalipsis, llegar hasta el final, esta vez….

- Yo no quiero follar con alguien que me ve como un trozo de carne.

- Bueno, lo tienes difícil…- Dije mientras lo meditaba profundamente.

- Pero yo quiero una persona para algo mas que follar.

  Se hizo un incomodo silencio y luego siguió:

- Soy rara, lo se.

- Todos somos raros, pero todo ser humano quiere follar, benedicto XVI quiere follar.

- Eso fijo, jajjajajaja. Bueno tío, me voy, cuídate vale?

- Lo haré. Y dicho esto saque el instrumental, hice lo propio, busque una buena vena, tiré del embolo y después me bombee despacio, dejándome caer de espaldas sobre el colchón.

Deja un comentario