El aprendiz (de Manuel Sirvent)

alpeY te vi, y me deslumbraste y me quedé.
Y fuiste y viniste, y fingí.
Y me engañé, manteniedo una coartada.
Y me fui fiel, consecuente, y entendí
que no estaba preparado para ti.
Y rehuyo la partida que pedí, por no perder.
Y volveré, habiendo aprendido lo que tengo que aprender,
para ser, lo que quiero ser.
Y si entonces creyera que no soy suficiente para ti,
me volvería a ir, a volver a aprender.
Pues no puedo soportar estar tan cerca de ti,
y que no me quieras.

 

Deja un comentario