Julia ( de Vidaldosis )

Y saque toda la fuerza de mi interior y seguí aplastandole el cráneo con la llave inglesa 13/14” (made in England) a la vez que mis babas caían hasta sus ojos abiertos sin pestañear,


-¡Guaaaapooo!

Y mientras mi perrita “Trinki”(una chihuahua muy hija de puta) mordía y jugueteaba con sus testículos, yo observaba aquel chico, parecía que quería decirme algo, lastima que no le di tiempo quizás era una persona interesante, quien sabe.
Trinki no paraba de ladrar como una leona posesa. Lamía su sangre y en su sonrisa podía ver su caríta de gozo por el juguete que le había proporcionado. Con este juguete podrá jugar y comer durante un mes, además ya no me importaba la peste putrefacta de carne humana, me había acostumbrado a ella, es más me gustaba y me excitaba…

Hola me llamo Julia y trabajo en el tanatorio “Virgen de la Concepción”.
Me encanta mi trabajo es super super gratificante, empecé como en todos los trabajos, desde abajo, el sótano…
Yo era una chica en practicas de un modulo de F.P (formación psicopóticas) de “maquillaje rural”. Me apasionaba! La verdad es que era la única alumna en clase matriculada, bueno, yo y Leonor; aunque de ella no voy hablar por que no me cae bien.

Al terminar el módulo estuve dos meses echando currículos en varios establecimientos de esteticiem, salones de belleza y demás sin recibir ni una puta llamada, así que entre en el tanatorio sin mucha esperanza y entregue el curriculum en mano a Marisol que era la dueña del tanatorio.
Salí poco convencida de allí a si que cruce la carretera y entre en un bar de pensionistas que había enfrente, que paradoja mas extraña abrir un tanatorio justo enfrente de un bar de la 3 edad lleno de pensionistas.

Camarero:- Hola! Que desea tomar?
Yo:- Un poleo menta con sacarina y y calientalo bien que estoy fastidiada de la garganta, ah! Y echale miel gracias.”

La verdad es que el camarero estaba bueno, pero cuando sonreía la cagaba, ya que se le ponía una cara de gilipollas impresionante, por lo que no le conté un chiste, aunque, ¿Qué mas da si en cuanto pueda le voy a reventar la cabeza?

Me ha servido una manzanilla y le pedí bien claro un poleo menta…

A los 5 minutos me llamó Marisol para que fuera al tanatorio para realizar una entrevista. Me alegré mucho y salí del bar corriendo, lo de salir corriendo no fue por prisa para la entrevista si no por haber hecho un “sin pa”. Que le den al puto, camarero ya veras como la próxima vez está más atento a lo que le digo y no a mi muñón de la mano izquierda…

La entrevista fue muy corta:

Marisol:- Quieres trabajar aquí?

Yo:- Si!

Marisol:- ¿Te dan miedo los muertos?

Yo:- No me dan miedo, me gustan, hablan poco, no soy muy sociable…

Marisol:-Habrá veces que tengamos niños y muy pequeños.

Yo:- Odio a los niños. Babean, se cagan, hacen ruido y son insoportables, mejor muertos.

Marisol:- buuf que carácter chica que fría que eres!

Yo:- Ya te he dicho que soy poco sociable…

Marisol: Te gustaría empezar ahora mismo? Acaba de llegar un anciano

Yo:- Si ya mismo.”

Me hizo bajar hasta el sótano donde tenían la sala donde limpiaban y maquillaban los cadáveres.
Lo primero que me enseñó fue a coser los agujeros para poder limpiar y maquillar mejor ya que una persona una vez muerta se va de hilo con bastante facilidad, será por tener el esfinter suelto…
Se rellenan los orificios con algodón, oídos y vías nasales y en el caso del ano se cose para dar mas consistencia y que no se desprenda nada ni salgan esos gases post-mortem.

Estaba muy nerviosa por que era mi primer cliente y quería dejarlo guapo, guapo
para que la familia estuviera orgullosa de él y de mí.
Lo desnude y vi su polla arrugada, así que se la chupe sin mas, nunca le había chupado una polla a un viejo, amargaba un poco y su olor no era muy agradable pero bueno fue mi humilde homenaje a este anciano.

Después de limpiarme las comisuras de la boca manchadas de sabo del nabo me puse en plan profesional, le limpie todo el cuerpo y lo peine, me hubiera gustado haberle hecho un tupe a lo Elvis pero bueno tampoco sabia del palo que iba y pase del tema, le cosí la boca uniendo las encías con alambre ya que tenía la boca abierta, y no es muy agradable de ver para la familia, a continuación le hice una tanatopraxia que es el “arte de embellecer muertos” lo primero es el embalsamiento, que consiste en pinchar en la vena carótida para sacar toda la sangre y rellenar de formol.

El siguiente paso es una tanatoestética que es maquillar al difunto, primero se le aplica una capa de crema hidratante ya que el formol reseca bastante y más si es
un viejo, y a continuación un poco de colorete para dar esa impresión de que el cadáver esta vivo, me hubiera gustado pintarle los labios con rojo carmín y una sombra de ojos azules fashion pero quería seguir trabajado aquí.

Al terminar mi trabajo me despedí de mi príncipe azul con un beso en la boca y subí a la primera planta para salir y fumar un cigarro, para mi asombro vi al camarero “simpático” pensé que venía a cobrarme por haberme ido sin pagar pero estaba llorando como un niño…

Yo:- ¿Qué te pasa?

Camarero:- Mi abuelo que a muerto y está aquí que vamos a velarlo antes de su entierro. ¿Y tu que haces aquí?

Yo:- Pues… eeeeee, yoooo?

En ese momento pensé en decirle que estaba chupándole la polla a su abuelo pero tengo que ser profesional.

Yo:- Pues entre al lavabo no me encuentro muy bien…

Camarero:- Vaya, ¿Te apetece tomar algo?

Yo:-¿En tu casa o en la mía?

Camarero:- puff en mi casa no esta la cosa para…

Yo:- Ok vamos pues a la mía…”

Subimos a mi piso y entramos en el salón él se sentó y se puso cómodo yo fui a la nevera para sacar dos cervezas, me senté a su lado, notaba como me clavaba la mirada, el muy cerdo se abalanzó sobre mí para besarme pero le hice la cobra y lo tire al suelo cogí una llave inglesa que tenía sobre la mesa y de un golpe le abrí la cabeza…

Saque toda la fuerza de mi interior y seguí aplastandole el cráneo con la llave inglesa 13/14” (made in England) a la vez que mis babas caían hasta sus ojos abiertos sin pestañear,

-¡Guaaaapooo!

Deja un comentario