Maldito el día, maldita la hora y maldito el lugar ( de Vidal ( Sobredosis) )

P.D: antes de leer este relato verídico poner esta canción par que podáis sentir lo que yo sentí aquel fatídico día…

  Todavía recuerdo mi primer tatuaje taleguero con una aguja de imperdible, me lo hice en el cementerio de Santurzi en Vizcaya una noche de invierno frío, me hice el esqueleto con pelo largo rizado, las gafas negras y la guadaña de Eskorbuto justo delante de la tumba de Iosu Expósito en el brazo, no se si fue el destino o lo que fue que me llevo hasta allí y que casualidad que llevaba mi máquina taleguera en la riñonera.


  Mientras le daba un trago a mi botella de whisky D.Y.C (para gente sin complejos como yo) dibujé el dibujo con un rotulador negro en mi brazo, me gusta la botella de whisky D.YC por que a diferencia de las otras botellas no tenía pitorrillo y entraba de puta madre, además hacia mucho frió y eso me calentaba y me quitaba el tembleque para poder empezar a tatuarme.

  La verdad es que no era muy higiénico lo que estaba haciendo ya que solo tenía la máquina taleguera y un bote de tinta china cutre, además el día anterior había tatuado a un colega y debería cambiar el imperdible por posible contagio ya que el colega vivía en la calle como yo y frecuentaba barrios conflictivos de cuyos nombres no quiero acordarme , pero bueno ya que estaba allí en ese cementerio mítico donde descansa el punk, no iba a echarme atrás y la noche era perfecta 31 de octubre vísperas del día de los muertos…


  La gente confunde que cuando uno se disfraza esa noche no es por la americanada de hallowen comercial, ni tan si quiera es el día de los santos, otro invento de esta sociedad beata de religión católica, conservadora, manipuladora e imbécil.
  Es por celebrar algo mucho más de antaño que la misma religión, el día de los muertos, donde un ser humano habitante de este mundo podrido y aburrido tiene mas contacto o puede tener más contacto con algo que todavía a día de hoy no se ha podido explicar a ciencia cierta, esa noche mágica, oscura y misteriosa donde las almas en pena de todos los difuntos se nota con mas fuerza o se acercan con más fuerza, por eso que muchas sociedades satánicas y secretas utilizaban ese día para sus conjuros, hechizos y rituales sangrientos. Amén. ..

  Siguiendo con mi vivencia esa noche no paraba de fumar y beber y encima empezó a llover pero yo proseguí con mi trabajo, me introduje en un nicho vacío que había justo al frente y con la luz de una vela tenue pude iluminar todo el nicho frió, húmedo y acogedor, la verdad es que cada vez sangraba más y más, supongo que era que el D.Y.C cada vez me subía más y por ello pinchaba mas profundo de lo normal…

  A las 2 horas había terminado, era una obra maestra y eso que yo peco de humilde, de todos los tattos que había hecho a colegas, clientes y camellos era el mejor, recordaba en ese momento la canción de Eskorbuto “Enterrado vivo” ya que empecé ha oír unos golpes que cada vez sonaban más fuertes y cercanos, pensé joder que puntazo si alguien grita ahora:
-Socorro sáquenme de aquí!!

  Jajajaja seria un punk-tazo, a los pocos minutos el ruido era más y más fuerte, un ruido metalico, y empecé incluso a oír pasos, pensé que mi cabeza me la estaba jugando por todo el whisky bebido, pasó una ráfaga de viento y la vela de un fulminazo se apagó.
-Ostia!! pensé para mi, acababan de pasar 4 sombras negras, saqué la cabeza muy lentamente y vi a cuatro personas golpeando una tumba, golpeando? No no la estaban abriendo, era un sacrilegio en toda regla, llevaban 4 túnicas con capuchas negras y unas mascaras blancas con una sonrisa delirante y desquiciante.

  Dos de ellos estaban abriendo a golpe de martillazos aquel nicho, otra persona iluminaba con su linterna potente y la última portaba un cesto de mimbre extraño, al parecer pesaba un poco por que la persona que lo transportaba no paraba de cambiarlo de un brazo a otro, cuando de repente el sonido de los martillazos pararon y oí un llanto atroz de miedo y angustia de un niñ@ muy pequeñ@, mas que pequeñ@ de bebe…

  El corazón se encogió de tal manera que me faltaba el aire, apenas podía respirar…
a todo esto que la maquina taleguera se callo al suelo haciendo un ruido espantoso y debido a que estaba dentro de un nicho retumbó (retumbar en una tumba kago en dios!!) como si de una cueva se tratase.

-Quien anda hay?
Grito uno…
-Ahí hay alguien corre y mira a ver…!!

  Sin pensarlo un solo momento salte del nicho al suelo y salí corriendo como en mi vida había corrido antes, ni siquiera delante de anti-disturbios, con la mala fortuna que al girar por una de las calles del cementerio vi a otras 2 personas más con esas capuchas negras!!
me quedé parado, paralizado y noté por detrás que se acercaban sin darme tiempo a dar la vuelta noté un gran golpe en la cabeza y me desplomé al suelo…

-Esta bien atado?
-Si si este no se escapa…

  Fueron las primeras palabras que hoy mientras despertaba, creo que habrían pasado 2 o 3 horas y abrir los ojos, noté mi cabeza empapada supongo que seria de sangre por el golpe posiblemente de un martillo, mi vista estaba nublada y poco a poco fue aclarándose vi el techo, un techo gris y áspero… me miré y vi que estaba completamente desnudo atado con los brazos abiertos y las piernas también, estaba encima de una piedra redonda había mucha sangre por el suelo, me recordé a mi mismo como el famoso dibujo de Da vinci, nada más que esto no pintaba tan bien a mi derecha vi utensilios de carnicería, carpintería y material de hospital, todos ellos muy punzantes y afilados, pero lo peor fue lo que vi a mi izquierda, estaba una mujer joven no más de 20 años o quizás una adolescente de no más de 17 no se, estaba muy confuso y empecé oír otra vez ese lloro y lamento de bebé, ostiaaa estaba dentro del vientre abierto en canal de esa chica…

-Maestro el chico a despertado ya…
-Si? Empecemos ya con el…..


CONTINUARA???

Deja un comentario