No hay victoria ( de Manuel Sirvent )

No hay victoria

 

Retumba la noche en mi pecho y en mi cabeza cuatro voces se pelean por ver quién grita mas fuerte. Infatigables, perseverando en un propósito del que soy el cebo. Recordandome que hoy puede ser el final. Yo, las dejo libres, y lucho rebelde por desobedecerlas. Atrapado. Atrapado en mi. Exclavo de un va y ven que arrasa mi voluntad y libera mi agonía. Resistiendo… porque no hay victoria.

 

Tras la ventana, un mundo, que intenta engullirme, se disputa ser el verdugo de mi hundida reputación. Las paredes se acercan y se alejan amenazando con derrumbarse. Provocándome para que cometa alguna locura. El colchón es una trampa. Los objetos me miran desafiantes. Cada uno parece tener una cuenta pendiente que quiere saldar.

 

No se como escapar sin perder. Tan solo me defiendo. La incertidumbre de si llegaré a mañana castiga mi orgullo, aún sabiendo que mañana no hay nada. Solo otra batalla.

 

Deja un comentario